Imposición del nombre de LOLITA TORRES al ANFITEATRO DE LA PLAZA DE MIRAMAR. (26/05/2007)

Mario Gallina habla en el acto de Imposición del nombre de LOLITA TORRES al ANFITEATRO DE LA PLAZA DE MIRAMAR (21 e/ 24 y 26)

En junio de 2006, el historiador e investigador teatral y cinematográfico Mario Gallina, autor del libro Querida Lolita. Retrato de Lolita Torres, presentó al Concejo Deliberante de Gral. Alvarado la inquietud de que se impusiera el nombre de la citada figura al Anfiteatro ubicado en la Plaza de las Artes (21 e/ 24 y 26). Dicho organismo aprobó la moción por unanimidad, mediante el Decreto Nº 980/06, con fecha 7 de julio de 2006.
La imposición del nombre quedará ahora efectivizada, en un acto a realizarse el próximo sábado 26 de mayo de 2007 a las 11 hs, con la colocación del cartel identificatorio. El mismo, hecho en base al arte del fileteado -que le imprime una nota de color y belleza sumamente particular-, es obra del artista plástico miramarense Jorge Delavecchia.
A lo largo de su vida, Lolita Torres estuvo profundamente vinculada a nuestra ciudad. Durante varias temporadas de verano, fue el destino que eligió para pasar sus vacaciones familiares. La conexión se extendió también a lo profesional, a través de actuaciones varias con el notable maestro Ariel Ramírez en el Teatro Star y junto a sus hijos, en el Cine Teatro Gran Rex (el hoy famoso cantante Diego Torres hizo sus primeras incursiones profesionales en la costa Atlántica al lado de su madre, en un espectáculo titulado En familia). Sin olvidar una curiosa función del sainete Tu cuna fue un conventillo de Alberto Vacarezza, donde fue acompañada por Raúl Lavié, Eva Franco y Tincho Zabala, entre otros. La misma, se representó en 1985, en un circo ubicado en Av. 9 y 40 y significó para todos los que participaron, el compartir la emoción de actuar en una pista de arena, hecho particularmente singular, si tenemos en cuenta que el circo fue justamente, la génesis del teatro argentino.
Miramar honra así a una estrella de poderosa gravitación en la memoria colectiva del público argentino y también extranjero, a quien supo llevar siempre la digna representación de su país.

Julio César (Lole) Caccia y Mario Gallina en el acto del Anfiteatro de la Plaza Lolita Torres.